No dejemos de BENDECIR a los Niños

 Cierto día, algunos padres llevaron a sus niños a Jesús para que pusiera sus manos sobre ellos y orara por ellos. Pero los discípulos regañaron a los padres por molestar a Jesús.

 Pero Jesús les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino del cielo pertenece a los que son como estos niños».  Entonces les puso las manos sobre la cabeza y los bendijo antes de irse.

Mateo 19:13-15 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Anterior articulo:

El versículo de Hoy: ¡Somos su obra Maestra!

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario